Diseño webs para profesionales del Desarrollo Personal

Hola, me llamo Silvina Dell'Isola.
Déjame que te cuente mi historia
y el porqué de mi trabajo

Me llamo Silvina Dell’Isola y estoy convencida de que la mejor manera de predecir el futuro es creándolo.

Nací en Cuarto, ciudad del sur de Córdoba, el año en que los americanos llegaron a la luna y en donde viví hasta emigrar a Italia, a la edad de 15 años, junto con mi familia.
Soy de padre italiano y madre argentina, a los que agradezco no solo por traerme a este mundo, sino porque me enseñaron el valor del trabajo y la importancia de luchar por mis sueños.

He recorrido un largo trecho emprendiendo online, transformando muchos de mis objetivos en logros, pero también algunos de ellos en fracasos, la otra cara del éxito.

Fracasos de los que he aprendido mucho más incluso que de los éxitos y que me han ayudado a crecer como profesional, pero sobre todo como persona.

Y más allá de aprender de los errores profesionales, creo que en la propia vida es donde encontramos los mayores aprendizajes.

Con la inesperada muerte de mi padre aprendí:

Que una parte de mi murió con él, aquel 21 de marzo de 2014 en el hospital Villa Scazzi de Génova, donde pude despedirlo con un beso por última vez.

Que me quedaron muchas cosas en el tintero para decirle, pero sé que el mayor regalo que le puedo ofrecer es honrar su memoria haciendo algo grande con mi vida: una vida próspera, para mí y cada una de las personas que me rodean.

Que hay dolores sin fecha de vencimiento, pero que el sufrimiento es siempre opcional.

Que el tiempo es el único recurso no renovable más precioso que tenemos.

Y que mañana puede ser demasiado tarde para concretar tus sueños.

Que a menudo nos sentimos paralizados al no tener claridad para priorizar los pasos y conciliar vida personal y laboral.

También aprendí que somos mucho más de lo que hacemos y que el único propósito por el que estamos en este mundo es descubrir quiénes somos, por más que el sistema educativo no fomente el potencial que llevamos dentro.

Y por último que:

Si no disfrutas lo que haces significa que no estás haciendo lo correcto

Tal cual, sin rodeos. 

Todo lo demás es secundario.

Por eso mi propósito es ayudar a los profesionales del Desarrollo Personal a tener una web efectiva para que a través de ella puedan hacer llegar su mensaje y así empoderar a más personas.

Pienso que el Desarrollo personal es la pieza clave  del inmenso rompecabezas que supone tener un negocio próspero, que te llene y alineado con tus valores.

Me gustaría ayudarte para que puedas tener un negocio con el que te sientas profundamente identificado y capaz de transformar la vida de las personas para que conozcan lo mejor de sí mismos, rompan con sus bloqueos y limitaciones que les impiden avanzar.

Me has visto en...

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte?

Podemos ponernos manos a la obra con tu web, cuando tú quieras